Mis Amigos Seguidores

23 julio 2008

Mi adiestramiento para PROSTITUIRME

Llegamos a la habitación y antes de que articule palabra, apenas cerro la puerta tras ella empieza a desnudarme.
Me hace una seña con su índice sobre su boca demandando mi silencio. Mi cuerpo tiembla. Se que algo sucederá.
Sin decir palabra me coloca un portaligas, medias transparentes, lencería atigrada muy de puta y tacos agujas de acrílico.
Mi falda minúscula tableada que apenas cubre mis glúteos.
Mi corsé atigrado haciendo conjunto con mi ropa interior, acomodando mis pectorales que con la presión se transforman en mis pechos, una campera encima de este.
Todo lo que habíamos comprado juntas en nuestras salidas.
Me coloca mi peluca rubia, me maquilla, y listo.
Me dice:
“Mirate al espejo, estas divina.”

Sube mi falda un poco, agarrándome fuerte de mis nalgas
Su boca muerde mis labios y su lengua penetra mi boca
Su boca desciende lamiendo mi cara, mordiéndome el cuello, mis hombros.
Sus uñas se clavan en mis nalgas abiertas y mi sexo se erecta
Gimo, siento sus manos, sus caricias, su deseo, le susurro…

“Hágame suya, tómeme, úseme..…


”Ahora No. Hay cosas que hacer. Quizá más tarde.
Vamos al auto. Saldremos.
¿Así? ¿A dónde vamos?


No hay respuesta de su parte

¿Vas a salir vestida así?
No querías esto, ser una hembra total.
Vamos camina. Vos conducís con tacos, tene cuidado puta, es tu primera salida.
¿A dónde vamos?
Conducí por la avenida yo te guío.


Después de un rato me ordeno estacionar en una farmacia. Había pocos autos, era tarde, debe haber poca gente en el negocio. Antes de bajar me pellizca mis pezones para erectarlos.
Bajamos juntas y me dice que la acompañe al mostrador. La persona que nos atiende, un hombre de mediana edad se nos queda viendo al igual que el guardia privado que cuida la puerta del negocio. Les llama más la atención lo puta que estoy vestida, sabiendo que estaba travestido, y en el fondo viendo al guardia sentía que me decía, como te rompería el culo putita.

Necesitamos unos preservativos por favor – le dice al hombre—

Regresa con un paquete de los que contienen tres preservativos.

No, necesitamos una buena dotación dame una caja de 10 paquetes, ¿sabes? tenemos varios clientes para esta noche

En esos momentos no sabía por donde huir, una mezcla de excitación y terror inmenso.
Regresa el hombre.

Dame una botella grande de enjuague bucal y unas pastillas de menta por favor. Ah y dos tubos de lubricante
¿algo más?
Si, ¿a que hora salís cariño?
A las 6.00 de la mañana.
MMM... A esa hora nosotras también vamos a dormir. Te gusta mi puta ¿verdad? No le quitas los ojos de encima.
Bueno es que,,,
No te apenes es natural, esta buena y es muy petera, le encanta mamar, aunque es algo tímida aun, apenas empieza en esto. El día que gustes puede darte un servicio completo (le guiña un ojo) hace de todo, oral, anal, una puta completita.


Jajaja risa nerviosa del hombre.
Le da un billete, se cobra (me siento aliviada de que la conversación termine) le da el cambio y me dice a mí en voz alta:

Anda que es tarde, nos esperan ya. Te tocaran dos a vos y uno a mí. Así solicitaron el servicio.
Me susurra “Amanda (susurra)”.


Se detiene al ver una crema en el estante del pasillo para aprovechar y decirme:

Adelántate tres pasos al salir. Te agachas de tal forma que el guardia y yo podamos verte el culo, quiero que te agaches muy puta, con las piernitas bien estiradas así te ven bien el culo.
“Amanda” (susurra)
Obedece perra.


Hice lo que me ordeno.

Fui lentamente y a la mitad del pasillo agache mi torso con las piernas estiradas mostrándole mi culo al guardia, sintiéndome mas hembra y puta que nunca, aprovechando espíe por el costado para ver como el me miraba mi concha caliente.

Salimos juntas y me dice:

Vamos “Amanda”, No te das cuenta como estas aprendiendo para que te pueda prostituir. Sos muy buena alumna. Que pedazo de puta que vas a ser.
Anda vamos a casa, esto apenas empieza.

0 Almas Cómplices: